martes, 21 de abril de 2009

Perfiles

Sabes que no voy buscando respuestas en los viejos andenes, que no lloro en los escapularios, que no miro con rabia las manos que se cruzan, sabes que no añoro nada, que soy preso de mis silencios y muero por un rincón curvado donde aún vive mi pensamiento.
Con todo ello, aún tengo muchas cosas que explicarte, no sabría por donde empezar, pero parece que el tiempo me va estorbando y las respuestas se apoltronan detrás de una puerta de madera que se resquebraja, como el turbante que cubre tu sonrisa los días que nunca son grises.
Sigo soñando puentes de humo en azul, versos que dibujen tu recuerdo en la soledad verdosa de esta magna cordillera de lamentos. Los blancos se empeñan en hacer espejos cristalinos y por mas que invento formas siempre decanta perfiles que me recuerdan tus gestos.

4 comentarios:

dijo...

Precioso. Las palabras parecen estar hiladas con ritmo, como la música. Me encantó leer tu comentario el otro día. Te enlazo a mi blog y así nos leemos con más frecuencia. Un abrazo :)

Juanma dijo...

Cada vez mejor, querido Miguel. Una delicia este texto tan rico, tan sencillo como profundo. Dices mucho y mucho más en lo que no dices. Soberbio.

Un abrazo, querido Miguel.

Mar de Luz dijo...

Hermoso Miguel.
Vuelo con tus palabras sobre puentes de humo en azul imaginando algún ricón de tu dulce pensamiento.
Una vez más maravilloso.
Un saludo

Miguel dijo...

Té: Te leeré con frecuencia, pero sobretodo intentaré escucharte cada viernes si me lo permite el trabajo, genial esta tarde como siempre, esas tablas ya se notan.

Juanma: Gracias por tus palabras, siempre generosas. A ti también aprovecho para escucharte, lo hice también esta tarde y me alegra, me acerca a vosotros.

Mar de Luz: Es hermoso para mi recibirte, saber que me visitas y que siempre tienes palabras cálidas para mi torpe manera de expresar lo que siento. Saludos.