martes, 8 de julio de 2008

Cuando la falacia cicatriza en al ignorancia, en la desidia o en el acomodamiento. Cuando se caen los modelos ortodoxos, cuando los paradigmas facultativos salen de los libros sonrojados por la luz de la realidad. Cuando el volumen teórico se vuelve teorético, insípido y hasta huérfano de verdad se desmorona el esquema mental que sostenía mi deseo. Y es que tengo dudas profundas, cuestiones sin resolver y hasta alaridos nocturnos que desvelan mi conciencia pensando que doy yo el raro en un mundo de extraños. Primer contacto con la realidad informativa, con el trabajo de redacción, con mis compañeros, con la noticia, con la intensidad de la información contrastada y la sutil opinión maquillada. Y diría, sin acritud, el mayor desencanto de cuantos me dio la vida a veintisiete primaveras de aquel día. Soñaba otra profesión tan distinta que me resigno a creer que esto es la realidad, que esto es el periodismo, que así se trabaja y así se establecen las relaciones. Tengo dudas, pero quiero aclararlas de un plumazo, a golpe de micro, con una voz que llegue a comunicar, con la intención de cicatrizar la hemorragia inútil que me lo pide.

4 comentarios:

Marina dijo...

Bienvenido al mundo de los desencantos profesionales... pero ánimo, porque si todos nos rendimos, esto seguirá igual. Somos nosotros los que podemos cambiarlo, los que tenemos que luchar contra la corriente, y aunque nos golpeen, levantarnos y volver a decir que eso no es así, que por qué se hace de ese modo.

A nosotros nos han encomendado el dudoso honor de ser los inconformistas, los que nos negamos a que nos exploten, los que luchamos por lo que creemos que es justo... así que, ¿vas a rendirte justo ahora, que empieza lo bonito? (aunque muchos se empeñen en amargarlo...)

Manuela dijo...

No se trata de rendirse, no creo que seas de esos, ni mucho menos. Los comienzos son así aunque se nos hayan olvidao un poco, pero seguro que acabarás enganchándote al micro en cuanto te dejen cogerlo. Aun así eso eres tú el que ha de valorarlo y decidas lo que decidas, tranquilo, que será lo acertado, eso seguroooo. Así que venga arrrrriba ese ánimo y búscale el sentido y el lado positivo a lo que estés haciendo en cada momento!!!

Marina dijo...

Eso, eso, busquemos un lado positivo, te doy yo uno: Palop,Capel... ¡yo estaría encantada! (e bromaaa)

Periodista y Escritor dijo...

Estimado compañero:

Gracias por tus palabras. Como he puesto en mi blog, quedarán enmarcadas en mmi alma.

Y recuerda siempre esto:

"Sólo al árbol que da frutos se le zarandea"

Tu compañero Fernando