miércoles, 23 de septiembre de 2009

Desaparecer o sobrevivir

No he desaparecido, y más que quisiera en alguna ocasión. Me encuentro inmerso en las ya consabidas trabas iniciales del inicio de curso. Esas ataduras locas que atrapan el tiempo y lo acorralan en todas las esquinas haciéndolo desaparecer. Me tienen loco los enanos pero en unos días cuando todo vuelva a la normalidad, o tal vez cuando me acostumbra a la anormaliad diaria de mi vida, repiense temas que subir. De momento dedico todo mi esfuerzo a las adaptaciones curriculares, a nivelar lo innivelable, y a intentar ser justo conmigo mismo para poder serlo con los demás. Ni tenemos calidad en la educación ni nos la proponemos. Andalucía camina al fracaso porque empieza a caminar de espaldas y desde donde ésta pierde su denominación. Es agrio, frio y casi injustificado que me desahogue por aquí pero no puedo hacerlo de otra manera. Intentaremos cambiar lo imposible, hacernos ídolos de promesas perdidas. Sabedores en todo caso de que es una lucha sin sentido en un camino por el que solo cabe la política y la necia y absurda utopía como producto sanguíneo de este cuerpo que derrama a borbotones la ineficacia. Estamos derrumbando montañas con punzones, desde arriba todo tiene un perfil diferente pero desde aquí abajo no solo se ve absurdo si no que, además, duele. Con Dios, o sin Él, como hay que decir ahora, aunque no sepamos ni sumar dos mas dos. Bendita Educación.

4 comentarios:

Manuela dijo...

Quizás hoy no, pero esos punzones tendrán efecto algún día...están resquebrajando la montaña. Si aquellos que punzan se vinieran abajo, no se quejaran, si dejaran de punzar, las cosas seguirían siempre igual. Algo cambiará,tarde o temprano...

Juanma dijo...

La educación que estamos teniendo es un drama. Y tú desahógate por aquí, tranquilamente, que para eso está el hombro de un amigo.

Un fuerte abrazo, querido Miguel.

Octavio dijo...

La eduación no interesa. Solo interesan los votos, más fáciles cuanto más adocenada esté la población. Como profes, haremos todo lo que esté en nuestra mano, mucho o poco. Limitados, pero vivos, pondremos nuestro grano de arena.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Manuela: El cambio es la esperanza que nos mantiene vivos esperemos que no tarde mucho en, por lo menos, iniciarse.

Juanma: Un drama de los más injustificables. Una tragedia en toda regla. Cuanta razón amigo mio, gracias por tu hombro.

Octavio: Sabio como siempre. La educación no interesa pero seguiremos vivos a pesar de todo. Sin duda, has dado en el clavo,